Portada » Guía para elegir la mejor Aspiradora Industrial

Guía para elegir la mejor Aspiradora Industrial

La imagen de una aspiradora podría evocar en nosotros la idea de limpieza y comodidad para la delicada ama de casa. Sin embargo, en ambientes de trabajo pesado, una aspiradora también será una herramienta indispensable. Por supuesto, llevando las dimensiones al nivel industrial. Así que hablamos de una aspiradora industrial.

La aspiradora industrial en el entorno de trabajo

Karcher WD3

Debido a las normas de salud, higiene y seguridad industrial, en el entorno de trabajo muchas veces suele ser necesaria la aspiradora. Es innegable que las empresas de limpieza necesitarán una aspiradora industrial para cumplir con casi todos sus contratos.

Por otro lado, en los talleres de carpintería, talleres mecánicos y entornos de construcción, siempre hay polvo. Y no solo ello, también virutas y residuos visibles e invisibles que caen al suelo y no son alcanzados por la escoba en su arrastre.

Máquinas como taladros, sierras, tornos y demás máquinas eléctricas producen virutas que deben ser eliminadas. De no hacerlo así, el sucio constantemente estaría alternándose entre el aire y el suelo, dañando así, la calidad de lo que respiras, y, por tanto, tu salud.

Algunas herramientas, cuyo trabajo genera residuos, suelen traer un reservorio donde las virutas, el polvo o aserrín puedan caer directamente. Otras, al menos traen un puerto al cual conectar la aspiradora. Pero en la mayoría de los casos, como cuando el residuo es excesivo, la aspiradora será un instrumento esencial.

Factores a tomar en cuenta al comprar la aspiradora industrial

Cecotec Conga Wet&Dry

Ahora bien, la potencia y el precio son los primeros parámetros que vienen a la mente de quien quiere comprar su primera aspiradora industrial. Pero hay otras cosas que tener en cuenta, como por ejemplo, el tipo de trabajo que se efectúa en el lugar así como también y la clase de residuo que se va a generar.

Residuos tóxicos

Aspirar residuos de todo tipo con una aspiradora convencional podría ser nocivo para la salud. Algunos residuos muy finos entran a la aspiradora y atraviesan los filtros regresando al exterior. Y no salen para quedar adheridos al suelo, sino que quedan suspendidos en el aire que inhalamos.

Por tanto, la aspiradora y los filtros que esta lleve deben ser adecuados para el material que se va a succionar. Los polvos muy finos deben ser absorbidos por filtros especiales. Algunos materiales como el asbesto son perjudiciales y hasta cancerígenos y se adhieren a los pulmones.

Hay que tener en cuenta de que el simple hecho de que las partículas de polvo sean muy finas las hace dañinas para la salud.

Residuos inflamables

En la industria puede darse el caso de que se necesite aspirar residuos volátiles o inflamables del suelo. El mismo proceso de aspirado puede ser el detonante de la explosión, ya que la succión produce fricción que va acumulando electricidad estática en la manguera o el envase de la aspiradora.

Pues bien, las aspiradoras industriales tienen un buen sistema de corriente a tierra. Además, el motor de la misma debe ser a prueba de sobrecalentamiento y el sistema eléctrico de estas está fabricado para que haya una verdadera garantía contra corto circuitos.

Este tipo de aspiradoras es ideal para la industria química, farmacéutica, alimenticia, marítima, aeronáutica y otras donde se maneja productos explosivos e inflamables.

La humedad

Para elegir la aspiradora industrial apropiada es importante saber si se va a trabajar con residuos líquidos o sólidos. Las aspiradoras para ambos tipos de residuos son diferentes. Hay aspiradoras más versátiles que sirven para ambos. Pero se debe cambiar el filtro, ya que la humedad daña el filtro para residuos secos y viceversa.

Los filtros para residuos secos suelen ser bolsas o cilindros con pliegues de cartón o papel. Los filtros para residuos húmedos suelen ser de goma espuma. Las aspiradoras en seco y húmedo se prestan para muchas tareas. En la siguiente lista mencionaremos algunas:

  • Mantener la limpieza del suelo
  • Recoger vidrios rotos
  • Eliminar polvo, aserrín, virutas producidas por herramientas
  • Aspirar alfombras
  • Limpiar el interior de vehículos
  • Secar el piso
  • Recoger líquidos derramados
  • Vaciar tanques u otros recipientes
  • Desatascar sumideros
  • Absorber agua limpia, sucia y jabonosa.
  • Barrer (Muchas aspiradoras se pueden configurar como sopladores)

Enchufe incorporado

Las aspiradoras industriales más completas traen incorporado un enchufe automático. El objetivo de que se conecte la herramienta a la aspiradora es que así se puede controlar a esta última a través del interruptor de la herramienta, además de proveer a la herramienta de energía.

Cuando instalamos la herramienta eléctrica en la aspiradora, debemos colocar el interruptor de la aspiradora en modo automático. De esta forma, la aspiradora se enciende junto con la herramienta y se evita el despilfarro de electricidad, el exceso de ruido y la pérdida de tiempo en manipular la aspiradora.

La aspiradora se apaga unos instantes después de la herramienta para dar tiempo de extraer los últimos residuos del trabajo. Además, es una opción muy cómoda en amplios espacios donde no abundan las tomas. Y ayudará a controlar los enredos al darle un mismo lugar a las fuentes de succión y de energía eléctrica.

El ruido

Es lógico pensar que una aspiradora industrial será más escandalosa que una doméstica. Y es, por supuesto, debido a su motor de gran tamaño y su mayor consumo de energía. Sin embargo, muchos fabricantes se han enfrentado a la competencia ofreciendo motores con menos decibeles.

Este factor es muy importante en zonas urbanas donde algún vecino puede expresar su intolerancia al ruido y obligarte a que te atengas a las normas ambientales locales. Además, el exceso de ruido contribuye a la fatiga y bajo rendimiento del personal.